Altos y bajos

La verdad de estas semanas han sido desgarradoras, ideas por monton, ritmos freneticos, no querer ni mover un dedo por decir lo poco que ha pasado por mi. todo se ha resumido en un diagnostico…. Bipolar.

La pregunta de todo es, realmente esto condicionara mi vida? andare por caminos, mares, observare la noche y la luna y sabre que estara alli observandome buscando como sera la mejor manera para florecer de mi mente.

En general puedo percibir que en subidas y bajadas esto se vuelve parte de un juego que la vida no te prepara, solo eres parte de el y listo. pareciera que sobreviviera solo los que no quedan tan solos y pueden seguir adelante.

La decision es firme, seguir adelante pase lo que pase, si toca jugar? sere el oponente firme el cual no aceptara un «Game over» como respuesta.

Miedo

¿Te ha pasado que estás frente a una situación común que ya viviste?, ¿que ya soñaste?, ¿que parece que ya lo tenias bajo control y derrepente te enfrentas a un gigante que representa a todo lo que temes? que tiende a paralizarte y solo te queda la opción de sonreír, fingir que todo lo que llevas dentro puedes guardarlo mientras toda esta inseguridad te lleva de la mano a un mundo desconocido. En donde se almacena cada una de las vivencias que te ha marcado, que nadie ha tenido acceso a esta sensación de inseguridad y la viva realidad de que nada está seguro.

Que valiente que aún después de divagar en tu mente permanezcas cuerdo, más allá de las fantasías que divagan antes de dormir llega el mundo de sueños el cual se modifica depende de cada persona representa la sombra negra huyendo de cada colosa idea que te desmorona día a día y que al enfrentarlo desnuda una mente que emana brillantez pero sientes como despiertas y prefieres estar en la realidad. Fingiendo que puedas estar seguro y resguardarte en una idea, en una persona, en un amor.

Lo cierto es que tras estas palabras esta la verdad incomoda que nadie acepta » Valiente somos mientras los recuerdos permanezcan intactos»  el miedo nos hace cambiarlos, nos hace modificarlos.

Al final del día todos tenemos a un gigante contra quien debemos luchar.

Pide al tiempo que vuelva

Existen pensamientos que terminan por cuestionar si lo que hacemos es realmente lo correcto, si estamos a gusto en el lugar en que nos encontramos o si sencillamente en el justo punto medio en que estamos nos resulta suficiente. Tenemos la constante sensación que los días más grises sacan de nosotros las ideas más coloridas pero no es asi por cada día gris borra un poco la silueta que alguna vez se dibujó un recuerdo que el tiempo nos obligó a olvidar.

Queremos escribir sobre hojas ya previamente rayadas, queremos creer que los escritos ya plasmados forman una idea nueva y revolucionaria, la verdad es que esa hoja se quedo en el tiempo y lo que pudimos llegar a sentir ha quedado atras.

Hagamos de nuestros pensamientos un sin fin de garabatos sin esencia de un pasado que ya no existe, por mas que arruguemos la hoja, seguirá estando allí con aquellas ideas para recordar lo que por algún día sentimos.